Cargando...

El guion cinematográfico

Detrás de toda buena película hay una buena escritora, un buen escritor.

El guion cinematográfico es el relato escrito de lo que va a suceder en una película. El guion son los diálogos, las escenas, las secuencias, y una descripción minuciosa y pormenorizada de lo que los actores hacen y dicen en escena.
Cualquier tipo de producción necesita una planificación (guion). Ese es el papel del guion en pocas palabras. Existen diferentes tipos de guiones y cada uno está pensado para las diferentes etapas y partes de una producción. Esta por ejemplo, la escaleta: es una forma de guion mucho más simple que solo define lo audiovisual de forma aproximada. En las grandes producciones es un paso intermedio entre la idea y el guion literario. El guion literario: describe con palabras todo lo que es esencial para entender cómo será lo audiovisual. Sus descripciones son simples pero, también, suficientes para imaginar qué y cómo pasa la acción. Están siempre pensados en términos visuales. Está estructurado puramente a partir de la acción, del diálogo y de la descripción de los espacios donde se desarrollan los hechos. El guion técnico: es específico del formato vídeo y define lo audiovisual desde el punto de vista de las secuencias. Suele desarrollarse a partir del guion literario, por lo tanto, es su evolución. Es el encargado de traducir en imágenes concretas la historia ya desarrollada. Es una herramienta muy importante para que la comunicación entre las fases de producción y de postproducción sea lo más fluida posible.

El formato en el que se escriben los guiones literarios está estandarizado. Para cada escena se escribe: 1) una cabecera de escena, en la que se informa dónde y cuándo transcurre la acción; 2) un texto escrito en presente en el que se describe el escenario y se informa de la acción que tiene lugar en esa escena; 3) uno o más párrafos de diálogo.

La escritura de un guion es algo totalmente distinto a la escritura que se conoce normalmente, como la de ficción, ensayo o cualquier otra forma literaria.
La mayor diferencia es que un guion será transportado a la pantalla, a imágenes. En la escritura de una novela, el autor puede meterse en la cabeza del protagonista y contar lo que piensa y lo que siente, en el guion eso no es posible. Como dijo John Carpenter: “Las películas deben convertir las cosas mentales en físicas”.

Supone el desarrollo escrito de la historia o trama. En el guion literario se plantan las bases sobre las que luego trabajará el equipo (sonido, producción, actores).
La escritura de un guion literario tiene gran parecido con la de una obra de teatro. La división teatral en actos y escenas con la descripción del contexto en que sucede la acción y los diálogos de los actores tiene su paralelismo, bastante cercano, en la división en secuencias y escenas de un guion cinematográfico.
Se describen las escenas, las acciones, los diálogos. Es un complejo trabajo, donde hay que presentar a los personajes, sus diferentes personalidades y forma de expresarse. Se presenta el tema, se desarrolla la trama y las subtramas, se crea el suspenso, se trabaja el desenlace, se elabora el climax que es el momento de máxima tensión para ir directamente a la resolución de la historia, donde concluye la trama.

El arte del guionista es mostrar en imágenes, en expresiones, en ambientación, en la voz de los personajes principales y secundarios lo que por ejemplo un buen autor describe literariamente en una novela. El arte es captar la atención del espectador y llevarlo por un tobogán de sentimientos y sensaciones. Lo más importante es contarle una historia sin que este lo note, el trabajo está logrado cuando el espectador siente que él mismo la está viviendo y descubriendo. Y cuando sale del cine todavía está contando lo que vivió.


Cursos de formación
Guion Cinematográfico


Visitar la página del
Taller Literario Palabras


Comparte la experiencia ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *