Cargando...

La sangre de Colón

Controvertido, audaz, testarudo y un adelantado a su época. Cristóbal Colón es quizás el primer personaje de la Historia que nos ha quedado grabado a fuego en la memoria. Las tres Carabelas entrando en esa playa paradisíaca, el español (o ¿era italiano? porque hasta su nacionalidad es una controversia) con una rodilla en tierra reclamando esas tierras para España.
La tierra es redonda y Cristóbal Colón obtuvo la victoria de su hipótesis y vio su sueño cumplido. Un sueño que estuvo a punto de naufragar junto con las tres Carabelas en aguas del Atlántico. Un sueño que más tarde, en esa tierra tan paradisiaca como endiabladamente salvaje, se convertiría en pesadilla. Un sueño que multiplicaría por cuatro sus viajes y por cientos los que tras él llegaron a estas tierras de América para bien o para mal.

Reportaje a Miguel Ruiz Montañez autor entre otros de “La sangre de Colón”.

¿Cómo surgió la idea de mezclar un hecho histórico, como la ausencia de retratos fidedignos de Colón, y la estructura narrativa del thriller?

El thriller basado en hechos reales es una fórmula con muchos atractivos. Por supuesto, es muy importante encontrar misterios que los historiadores nunca hayan conseguido descifrar. Luego hay que hacer que esos enigmas cobren vida. En mi caso, encontré un filón inagotable llamado Cristóbal Colón.

¿A qué se atribuye esa falta de retratos de Colón realizados durante su vida? ¿Qué teorías son las más plausibles sobre ese hecho?

Colón era un maestro de la ocultación. Desconocemos de forma certera su lugar de nacimiento porque se encargó de ello con denuedo. Es evidente que trató de esconder su rostro, porque no es normal que un almirante de una potencia mundial no fuese retratado por los pintores de la corte. Hay varias teorías sobre este asunto, pero la más difundida es la del Colón de procedencia judía. Otra de ellas es la del Colón corsario. Fernando el Católico jamás hubiese encargado el proyecto descubridor a quien le hundió naves.

Este es su segundo libro en el que se aborda, de distinta manera, la figura de Colón. ¿De dónde viene esa fascinación por este personaje histórico?

Es el personaje más fascinante de la Historia. Su gesta cambió la Humanidad. Solo un dato: después de Jesucristo y Buda, es el tercer motivo a escala mundial en número de estatuas y monumentos. Y eso, a pesar de que algunos quieren ver destruido su legado.

Los misterios de la Historia se mezclan en la novela con tramas sobre el presente. ¿Es una metáfora de lo mucho que sigue pesando el pasado en nuestras sociedades actuales?

Así es. América es un continente maravilloso, con culturas precolombinas increíbles. Pero el pasado de los últimos cinco siglos pesa demasiado sobre ciertos estamentos de la sociedad americana actual. A veces resulta imposible debatir con normalidad la presencia hispana en ese proceso, y la simple palabra “descubrimiento” es dolorosa allí, aunque lleven nuestros apellidos y hablen nuestra lengua. Es más necesaria que nunca una reflexión conjunta. Con mi novela, no solo he querido hacer literatura, también una reflexión crítica a estos quinientos años.

La figura de Colón es todavía controvertida, para unos es un pionero y para otros un genocida. ¿Es lícito juzgar a un personaje del pasado con la manera de ver la vida y la sociedad del presente?

El revisionismo de la Historia es un ejercicio absurdo. Somos lo que somos porque hemos evolucionado como especie. Una vez atacado Colón, ahora ha comenzado el asedio a estatuas de emperadores romanos. ¿Hasta dónde retrocedemos en esta nueva calificación moral? Los hechos históricos hay que juzgarlos con la óptica de esos siglos. De lo contrario, llegaremos a un absurdo aún mayor: revisar la conducta de los homo sapiens porque acabaron con los neandertales. De traca.


Libros en el artículo:


Comparte la experiencia ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *