Cargando...

Pablo De Santis y el Policial

Autor de una vasta obra que incluye libros para adultos, Pablo De Santis ha escrito libros infantiles, historietas y guiones de cine. Es miembro de la Academia Argentina de Letras, entre sus títulos se pueden mencionar: La traducción, El calígrafo de Voltaire, El enigma de París y La hija del criptógrafo.

Academia Belladonna, su última publicación, es un policial y a la vez, una visita y un homenaje a las viejas novelas policiales de enigma. Aquí, Duncan Dix, el protagonista, se une a un grupo de aprendices de asesinos motivado por el deseo de cobrar una venganza familiar. Pero a medida que avanza en la trama, entre venenos, armas y dardos mortales, Duncan aprende a mirar diferente la vida, el amor, la muerte y a considerar el asesinato como una de las bellas artes.

Sobre la Literatura

“La novela toma la idea del crimen desprendido del dolor y de todo lo que tienen los crímenes en la vida real”, dice De Santis. “Acá el asesinato es algo puramente imaginativo. Como en las novelas de Agatha Christie, donde el crimen es un motivo de alegría. Esas novelas empiezan cuando matan a un personaje y el lector se siente más interesado. Esa es la gran diferencia entre la vida real y la literatura”.

Sobre su Escritura

“Me divertí mucho escribiendo Academia BellaDonna. Casi me resistía a publicarla. La terminé mucho antes de lo que salió y todos los días le agregaba cositas, la tocaba. Le agregué lo de la filatelia, los obituarios. Hay muchas muertes, pero tienen esa alegría de la invención. Está todo inventado con cierta feliz irresponsabilidad”.

Sobre Borges

La relación de Borges con el policial es interesante. Él leyó cientos de novelas policiales porque con Bioy hicieron la colección El séptimo círculo. Ahora: es muy difícil encontrar menciones en la obra de Borges a estas novelas. Siempre agarra a Holmes, a Poe y al Padre Brown y se queda ahí. Hay algo ambivalente porque también ha dicho que es el género más artificial y que se puede pronosticar el fin en poco tiempo, en razón, justamente, de su carácter de artificio. En el famoso cuento “La muerte y la brújula” hay muchos elementos de parodia: nos habla de un gran detective, un genio, pero en el primer caso que lo vemos, lo matan.

Sobre el género Policial

“Cuando pienso en el género policial, sobre todo en el de enigma, pienso en la idea del diálogo. Lo esencial del género es el diálogo. Conan Doyle podría haber inventado a Sherlock Holmes, pero también inventó al Dr. Watson. Es genial, no solo por los diálogos de la investigación, sino también por la espera: qué pasa antes del caso”.

Sobre Escribir

Para mí, escribir es inventar, es agregarle cosas al mundo. Me gusta ese lado casi infantil de la invención. Escribir un cuento es inventar un cuento. Se inventan los personajes, las situaciones, a veces también las ciudades.

Sobre las Imágenes

Yo creo que, cuando recordamos una novela, recordamos imágenes. No recordamos palabras, pero sí recordamos imágenes. Entonces, esas imágenes tienen que ser poderosas. Los escritores tenemos que estar atentos al mundo de las imágenes porque son señaladores de la memoria del lector.


Libros en el artículo


Cursos de Escritura

Especialización en géneros:

Novela Policial


Comparte la experiencia ;)