Cargando...

Fallo cinematográfico

Jane Austen es quizás la escritora femenina más conocida en el mundo entero y hayas leído o no uno de sus libros, seguramente la conoces y sabes de quién estoy hablando. Nació en Inglaterra en el año 1775 y no le tocó vivir en la época más sencilla para ser mujer y además inteligente.
Sus libros se caracterizan por una fina ironía y un valor a toda prueba (para esa época), en cuanto a poner en tela de juicio las costumbres pacatas de una sociedad que sin lugar a dudas no era la que le correspondía: Jane nació, como muchos genios, antes de tiempo. Quizás por eso hoy, en pleno siglo XXI sus historias han desatado una verdadera austenmanía.

Austenmanía es justamente el título de la nueva película estrenada durante este mes de Julio de 2022 casi en simultáneo con 205º aniversario del fallecimiento de la novelista británica (18 de Julio de 1817).
A pesar de que sus productores apostaron a un éxito sin riesgos, la nueva propuesta de Netflix ha desatado más ataques que alabanzas.
“Horrible”, “irrespetuosa”, “ofensiva para Jane Austen”, “Imitación capítulo de la saga Bridgerton”, “Farsa sin gracia con bromas aptas para un video de tiktok”, “Lo que más me duele es que tomaron todo lo que hace una adaptación de un libro de Jane Austen y lo cambiaron por frases de un libro de wattpad”. Estas son solo algunas de las calificaciones que mereció la producción de Netflix en las redes sociales.

Orgullo y prejuicio, Mansfield Park, Sensatez y sentimientos y Emma, son algunos de los títulos de las galardonadas obras de la escritora, y quién más quién menos las habrá leído o habrá disfrutado de películas que se convirtieron en verdaderas joyitas de adaptación. Sin embargo, esta nueva apuesta de Netflix peca de modernista y deja de lado ese encanto que las/los seguidores de Austen agradecen como rasgos característico de la autora: una fina ironía, sensibilidad y buen gusto, tacto para denostar ciertas reglas rígidas de una sociedad pacata sin caer en la polémica ni el mal gusto y sin lugar a dudas Jane Austen ha pintado (porque lo ha vivido) los escenarios de sus historias con tal destreza que a pesar de los años, muchos de entre sus lectores hemos podido hacernos una idea cabal de cómo era vivir en plena época victoriana, siendo mujer y sin morir en el intento. De acuerdo a lo que vamos leyendo y oyendo, Austenmanía de Netflix (otra demostración del detrimento en calidad artística de estas producciones industriales) no encabezará el ranking de las mejores perlitas austenianas y quizás atraiga espectadores solo por el mero hecho de criticarla con fundamento.


Comparte la experiencia 😉


Libros en el artículo


Taller Literario Online

Cursos de Escritura Creativa
Servicios de Corrección
Servicios de Edición Gráfica


Cursos de formación
Guion Cinematográfico


Comparte la experiencia ;)