La creatividad (1)

Crear, en sentido estricto, es producir de la nada, es extraer algo nuevo de algo que nada contiene. La pretensión de la creatividad del escritor viene representada en el famoso motivo de la hoja en blanco. Sobre esta hoja el escritor crea.
La idea básica contenida en el concepto de «creatividad» es la idea de libertad. Hay libertad en un sentido fuerte y en un sentido más débil. En el primer caso, sería la libertad absoluta del creador, una libertad como la del Dios creador; en el segundo caso, sería una libertad más restringida, la libertad de quien selecciona materiales e ideas entre los objetos ya existentes.
Para el escritor, la creatividad, denominada también ingenio, inventiva, pensamiento original, imaginación constructiva, pensamiento divergente o pensamiento creativo, es la generación de nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales o en el caso del arte, verdaderas obras artísticas: novelas apasionantes.
Y es que indudablemente el arte y la creatividad van de la mano, no se concibe uno sin el otro. Podremos sumar cuantas técnicas queramos pero si la creatividad juega a las escondidas a la hora de escribir estaremos en un serio aprieto.
La creatividad es innata y no menos cierto es que muchas veces hay que despertarla, potenciarla, ponerla en acción. Para ello existen muchas y variadas herramientas. En literatura nada mejor que partir de aquellos autores que sin lugar a dudas han demostrado el ingenio y la creatividad a la hora de escribir sus historias. O bien esos genios que a través de sus propuestas de escritura son capaces de despertar en nosotros ese costado creativo que todo tenemos.

OU-LI-PO (Taller de literatura potencial)

Es un libro que puede convertirse en tu manual de escritura de cabecera. Está escrito por Raymond Queneau, Georges Perec, Italo Calvino entre otros autores. Propone ejercicios de escritura, de representación teatral y de matemáticas. Los ejercicios de escritura son realmente una propuesta de juego que puede llevarnos a llenar de palabras cualquier hoja en blanco.

Pero… ¿qué es OuLiPo? ¿Qué es OU? ¿Qué es LI? ¿Qué es PO?
OU es Taller (Ouvroir) ¿Para fabricar qué? Li es Literatura. ¿Qué tipo de LI? PO significa Potencial.
Taller de literatura potencial, sería la traducción y es el nombre que adoptó en 1960 este grupo de escritores, entre ellos el reconocido Italo Calvino.
Oulipo no pretende ser un movimiento ni una escuela, sino más bien un grupo de investigación y sobre todo de puesta en práctica de ideas innovadoras para descontracturar el proceso creativo de escritura. Porque Dice Georges Perec:

“Preocupada por sus grandes mayúsculas (la Obra, el Estilo, la Inspiración, la Visión de Mundo, las Opciones fundamentales, el Genio, la Creación, etc.), la historia de la literatura parece ignorar deliberadamente la escritura como práctica, como trabajo, como juego”.

Uno de los ejercicios-juegos propuestos por OULIPO es El lipograma. Del griego (griego: λείπειν γράµµα: letra escondida), el lipograma propone un texto en que se omite sistemáticamente alguna letra (o varias) del alfabeto.

El grado de dificultad de este artificio lingüístico es directamente proporcional a la frecuencia de la letra omitida en el idioma utilizado (en español la “a” o la “e”).
Georges Perec, uno de los integrantes de OULIPO puso en práctica este ejercicio y escribió “El secuestro” una novela de intriga donde la letra “e” (la más usada en el idioma francés) ha desaparecido. Y como redoblando la apuesta escribe a posteriori su novela “Les revenentes” (que no ha sido traducida al español) donde la única vocal utilizada es la “e”.

Continuará

Comparte la experiencia ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *