Cargando...

Nuevas luces en el firmamento

En esta oportunidad presentamos a la escritora de literatura infantil Isabel Porta con su nueva publicación “Cuentos de Granja”.

La literatura infantil no es cosa de niños. Escribir para esos locos bajitos, como los llama Serrat, parece tan simple como abrir la puerta para ir a jugar porque, como dice la canción: Cargan con nuestros dioses y nuestro idioma / Nuestros rencores y nuestro porvenir / Por eso nos parece que son de goma / Y que les bastan nuestros cuentos para dormir…

Y es cierto, les bastan nuestros cuentos para dormir pero contarles esos cuentos no significa que minimicemos sus potenciales ni que subestimemos su inteligencia. Los niños son un diamante en bruto, son seres no contaminados que razonan desde lo evidente y tiemblan desde adentro hacia afuera, reconocen lo injusto y aplauden cuando el pequeño mundo de una historia pone las cosas en orden.
Son quizás los jueces más críticos y los fans más incondicionales cuando un personaje o una historia acomodan un mundo demasiado cruel para su seguridad. Por eso, para un escritor de literatura infantil el desafío cobra dimensiones extraordinarias.

Porque estamos frente a un pequeño lector que comienza a elaborar sus propios conceptos sobre: la muerte, el tiempo, la religión, la amistad, la autoestima, el valor de las cosas sencillas, porque nunca se debe perder de vista que la lectura debe ayudar a formar su pensamiento crítico y su capacidad reflexiva.
Un cuento infantil debe tener un costado didáctico pero que no se note, que el niño aprenda sin darse cuenta, para eso, el humor no debe estar ausente. El niño es una fuente insaciable de sensaciones y sentimientos. La emoción es una de las bases que sustenta la literatura infantil. La emoción, la pureza, la piedad, la empatía son parte de nuestra esencia, muchos adultos la perdemos en la vorágine de un mundo enloquecedor, por medio de la literatura el escritor para niños intenta que esos valores permanezcan indemnes dentro del alma de todo futuro adulto.

Desde Mendoza, Argentina una pequeña luz brilla con la fuerza de convertirse en un sol enorme. Los valores, la inocencia de los niños, la ternura y la fe ciega en un mundo mejor son las bases sobre las cuales la autora Isabel Porta, escritora de literatura infantil, asienta sus historias. “Cuentos de Granja” nos susurra al oído que es posible transmitir esa sensación a los más pequeños.

Algunas de sus respuestas a nuestras preguntas en una entrevista pueden esclarecer el difícil rol de quien escribe para esos locos bajitos.

“Cuentos de Granja” es tu primer libro, al menos el primero que ve la luz ¿Has escrito otras cosas antes?

Sí, he escrito antes y después. He participado en varias convocatorias literarias y publiqué en una plataforma online un copilado de diversas historias, también escribí dos libros para niños acerca de Navidad y Pascua, con actividades.

La infancia parece haber sido el hilo conductor de muchas de tus historias ¿Cómo nace la idea de “Cuentos de Granja”?

Después de la publicación en la plataforma online, una docente muy involucrada con la niñez, me preguntó si me animaba a escribir para niños, fue allí que nació este desafío.

Sabedores de que los buenos libros despiertan las buenas intenciones y despabilan al escritor que llevamos dentro. ¿Recuerdas el primer libro que leíste?

Desde muy niña leí todo lo que llegaba a casa, historietas, novelas, las revistas “Muy Interesante” de la cual mi padre estaba suscripto.
Algunos de los títulos que me atraparon fueron “Los pilares de la tierra” de Ken Follett y “La fuerza de los Monterrey” de Eliana Abdala, una autora local la cual tiene un estilo propio que me cautivó y otros títulos más.

Cualquiera que intente sus primeros pasos en la escritura podrá corroborar que una buena idea, una buena historia no se alcanza a plasmar en el papel tan solo con buenas intenciones, quisiéramos ahondar en tu intimidad como escritora para que nos cuentes tu trayectoria académica. ¿Cuál es tu formación al respecto?

En realidad solo tengo el secundario con el título de perito mercantil, trabajo desde la adolescencia.
En cuanto a la formación respecto a la escritura debo decir que al escribir la novela, me puse en contacto con la “Editorial Taller Palabras” para su corrección, la profesora y correctora literaria Patricia Miranda hizo un trabajo minucioso donde al marcar los errores pude ver la necesidad de recibir capacitación. En el “Taller Literario Palabras” hice tres talleres literarios relacionados a cuentos. Fue un tiempo precioso que valoré en sobremanera. En cada lección semanal escribí un cuento respetando la consigna relacionada con cada clase.

Y la siguiente pregunta, sin lugar a dudas despertará el interés de aquellos que organizan su espacio y su tiempo a la hora de escribir. ¿Planificas las historias al detalle antes de escribirlas o las dejas surgir sobre la marcha?

Dejo surgir sobre la marcha, aunque eso me lleve a releer muchísimas veces, ir corrigiendo, quitar, agregar y cambiar, intentando volcar lo aprendido en el Taller Literario.

Habrá muchos lectores, entre los niños (y entre los adultos también), que seducidos por “Cuentos de Granja” vayan por más, por eso nos adelantamos y te preguntamos por ellos. ¿Tienes en mente o en borrador alguna otra idea de escritura para el futuro?

Sí, primero quisiera hacer una elección de historias escritas en el “Taller Literario” y armar un libro que se titule “Historias que cuentan” para lectores adolescentes y mayores. Luego me pondré a escribir cuentos cortos para niños más pequeños.

Conocemos muchos escritores noveles que a fuerza de escribir, escribir y escribir pero también con la paciencia de darse a conocer a través de las redes o de cuanta plataforma de escritura y publicación existe, a fuerza de tesón han logrado hacerse oír. Tal es el caso del autor con el seudónimo Blue Jeans (sobre el cual también se escribió un artículo) o de la influencer La Vecina Rubia, que gracias a no bajar los brazos hoy son primeros en ventas. Y como esa realidad se impone, queremos saber cuáles son tus expectativas respecto a la aventura de publicar.

Aunque tengo mucha ilusión que “Cuentos de Granja” llegue a muchos lectores, entiendo y compruebo lo difícil que es difundir para aquellos que no tenemos un prestigio o antecedentes literarios. Así que lo primero será continuar con el trabajo de marketing que hago con la Editorial por medio de las redes para llegar a la mayor cantidad de personas posibles y recibir muchos seguidores, así en algún momento, quien sabe, los grandes publicadores, con la financiación y la logística necesaria se interesen.

Y para concluir, algo que siempre viene bien: ¿Algún consejo para quienes se inician en la escritura y quieren llegar a publicar?

Daría el mismo consejo recibido de Rodolfo Vider, el editor de la “Editorial Taller Palabras” escribir sacando de la mente la meta de hacerlo por negocio. Escribir porque es lo que nos apasiona, nos gusta, nos hace bien y puede hacer bien a quien lo lee, y como todo tiene un precio, estar dispuesto a dejar de lado otras cosas por lo que verdaderamente amamos.

Gracias por esta entrevista.

Isabel Porta con su primer niño de papel “Cuentos de Granja” como muchos autores noveles, apostó por la auto publicación a sabiendas de que el camino acaba de comenzar y con la certeza y el convencimiento de que si caminamos abrazados a una pasión la meta no puede ser otra que la satisfacción de haber aportado un granito de arena para que todo niño nunca deje de ser un loco bajito y para que todo adulto vuelva a serlo.


Taller Literario Online

Cursos de Escritura Creativa
Servicios de Corrección
Servicios de Edición Gráfica


Comparte la experiencia ;)